Saturday, October 01, 2005

rush alérgico

ayer terminé el dia con una alergia en la cara, horrible, para finalizar el dia de caos que habia tenido. Al parecer el día anterior había sido demasiado bueno, y don estrés me estaba pasando la cuenta de los disfrutado. Me había regalado para mi misma un día, me levanté tarde, tejí, me desafié a sacar un punto, pero mi mamá fue más pilla que yo, bueno, años de experiencia en el tema. Luego pude ir a un culto, refrescante, lo necesitaba, y finalicé el día tomando un vino desconocido para mi paladar no muy asiduo a los licores con mi amigo pollo. Y tomé un colectivo, carísimo por lo demás, porque era tarde, pero me acosté relajadísima, descansada. Y llegó el día Viernes. Y saco conclusiones, y a pesar de que no fue un día tan estresante, en realidad hoy pienso y pienso que es lo que me pone tan nerviosa. Mis pacientes no son, pensé en que era mi desempeño, pero no considero que sea malo, soy aprendiz aún. Pienso y pienso y llegué a la conclusión de que es el descontrol. NO tengo control del espacio donde trabajo, y eso me pone nerviosa, no tengo llaves del box por tanto no puedo salir cinco minutos a fumarme un cigarrro y dejar solo el box, no tengo llaves del baño y tengo que hueviar a alguien para que me las preste. Por otro lado, la parte de trabajo administrativo también me pone nerviosa. Ese día viernes, luego de tener un almuerzo agradable y ridículo con dos narrativas amigas, comenzó la carrera. Llegada al consultorio me acordé que por la tarde tenía un asado con unas personas del consultorio, hups, las papas, tenia que llevar una ensalada de papas, fui donde una tia a coserlas, mientras yo atendia pacientes me imaginaba la olla con las papas esperandome para ser ensalada. Bueno, y mis pacientes del día, realmente me desquiciaron. Me gusta lo que hago, de corazón, pero ahi limites humanos. Primero un caballero que solo queria conversar, no terapeuticamente, solo vomitaba palabras, y yo tenia que hacer un ingreso de el en un programa de depresion, porque allá, o tení depresion, o tení consumo. No hay mas patologias. Ja. Y el caballero me sacó de mis cabales. Y los ficheros de salud mental que habí que ordenar mirándome desde lejos, y yo no se hacer eso, me da miedo mandarme una cagada. Luego otra señora que no sabía porque venía, sólo porque la asitente social se lo había dicho. Quienes sean psicólogos, podrán predecir el exito terapeutico de ese proceso. Y para finalizar, una señora con su hijo que según ella se bloquea en las pruebas, claro, si me trata mal a mi, porque me trató mal, cree que yo puedo atenderla cuando a ella se le pare el culo, perdonando la expresion, porque llegó una hora más tarde de lo acordado, el cabro chico debe estar enfermo de los nervios. Me cargó la vieja, patúa, y la tuve que atender, no se porque lo hice, no debí, pero ahí vuelvo al tema de mis inseguridades. Y en eso me llega un mensaje de Maricho que se había borrado una de las grabaciones de las entrevistas de seminario. Gran cagada esa, y ahi brotó el "rush en mi cara". Y sali del consultorio después de haber hecho ingresos administrativos, atender pacientes desbordados, ordenar ficheros, tomar decisiones, todo eso sin saber bien si lo que hacía estab bien o mal, cero seguridad como siempre, todo eso en un lugar en el cual no me siento como si fuera mio. Me iba a ir a mi casa y me acordé del asado, y tuve que ir, hacer una ensalada de papas, y estar 4 horas allá. Al llegar a mi casa, mi hermosa madre, después de alegar un poco por mi patudez, mi dio un masaje en la espalda, me compró coca cola y me dio pizza, me pasó una cremita pa que me hechara en la alergia, también por chancha ahora me duele la guata, y me dormí plácidamente, mirando una película: Hola, ¿estás sola?,.
Realmente, concluyo diciendo que amo a mi mamá, cuando me atiende y me regalonea. Amo a mi madre, con sus ridiculeces y atenciones. Alega como ella sola para hacerme algo, pero finalemte lo hace.

3 comments:

LagunaBum said...

See meh!!! help children

Chamullo said...

es increible. lo hiciste de nuevo. es como si te apretaran un play en la cabeza y paff partiste vomitandolo todo. Guaaaaaaaaaa. es increible, pero no hay como una madre que te cobija. Debo admitir que a veces no siento eso con mi relacion materna (seguro que es tambien porque yo no lo permito), pero definitivamente me enloquece esta relacion amor/odio con tu mama. Debe ser espectacular que estes como las pelotas y ahi este la señora con una cocacola para drogarte feliz. Que guena. un beso a esa señora.


pd: aunque el viaje debio ser aplastante el vino estubo bueno. Para mi, fue como una cocacola.

vicky said...

Ay amiga mia...siempre me haces reir con tus disparatadas apreciaciones de la vida...y comparto absolutamente contigo lo agradable que es que una vieja hedionda de 23 años se deje querer como una niña inocente de 7.
Unas cuantas regresiones infantiles no le hacen mal a nadie, sobre todo frente a nuestras madres